:: SCOREFILIA :: CDs por TÍTULO, por título de película ORIGINAL / ESPAÑOL :: COMPOSITORES

Kingdom of Heaven

Portada [Ba26]

Venta

Spotify Amazon.com CD Universe

General

Compositor:Harry Gregson-Williams (1961)
Año de composición:2005
Fecha de salida:2005-04-26
Discográfica:Sony Classical
Impresor:Sony Music (USA)
Referencia:SK 94419
Código de barras:0827969441923

Tracks

1.Burning the Past2:48:48
2.Crusaders1:41:58
3.Swordplay2:01:14
4.A New World4:21:15
5.To Jerusalem1:38:06
6.Sibylla1:49:40
7.Ibelin ♥2:05:57
8.Rise a Knight2:43:48
9.The King5:45:13
10.The Battle of Kerak ♥5:36:14
11.Terms4:29:51
12.Better Man3:29:37
13.Coronation3:03:20
14.An Understanding4:13:65
15.Wall Breached3:43:27
16.The Pilgrim Road4:07:38
17.Saladin ♥4:44:67
18.Path to Heaven1:38:04
19.Light of Life (Ibelin Reprise) [Natacha Atlas]2:10:71
62:12:18

Créditos

Música compuesta y dirigida por Harry Gregson-Williams. Música adicional de Stephen Barton. Orquestaciones de Harry Gregson-Williams y Alastair King.

Interpretada por una orquesta de sesión de Londres. Coro de The Bach Choir y The Kings Consort, dirigido por Robert King. Músicos destacados: Gavyn Wright (violín concertino), Nigel Eaton (hurdy gurdy), Hugh Marsh (violín eléctrico), Martin Tillman (violoncelo eléctrico), Richard Harvey (flautas), Jacob Herringman (laúd), Nicholas Bucknall (clarinete), Natacha Atlas (voz), Lisbeth Scott (voz), Catherine Bott (soprano), Nicole Tibbles (soprano), Iestyn Davies (contratenor), miembros del grupo turco Kardeş Türküler (Diler Özer, Selda Öztürk, Vedat Yıldırım, Rıza Okçu), Paul Clarvis (percusiones étnicas), Yurdal Tokcan (oud), Abdelkader Harir (voz marroquí), Göksel Baktagir (quanun) y Neva Özgen (kemence). Orquesta contratada por Isobel Griffiths.

Grabada y mezclada por Peter Cobbin. Masterizada por Simon Gibson. Album producido por Harry Gregson-Williams y Peter Cobbin.

Reseñas

Ridley Scott nos sorprende con un trabajo increíble y relativamente respetuoso con la historia. Balduino IV de Jerusalén —el leproso— sirve de pretexto para adentrarnos en Tierra Santa, el Reino de los Cielos, y presentarnos un mundo en eterno conflicto pero que convive bajo el cetro de ese rey cristiano. Tres grandes religiones monoteístas unidas ante el empuje del poder del Sultán de Siria y Egipto, Al-Malik An-Nasir Salahaddin, conocido en occidente como Saladino, todo un mito para el mundo árabe que conquistó a los príncipes cristianos las ciudades de Jaffa, Beirut, San Juan de Acre además de Jerusalén. Llama poderosamente la atención que Ridley Scott no fijara el argumento del filme en el momento de máxima expansión cristiana y lo hiciera precisamente en ese periodo regresivo.

Si entre sus actores hay que destacar a alguien primero destacaría el par de ojos de Eva Green, la mirada más sensual de los últimos tiempos, que encarna a la princesa Sibylla, hermana de Balduino IV. Liam Neeson interpreta en esta ocasión a Godofredo barón de Ibelin, en un papel muy escueto pero trascendente en la vida de Balian (Orlando Bloom). De su encuentro al inicio del filme nace la aventura de un herrero convertido en caballero que se embarcará hacia Jerusalén en dónde se pondrá al frente de las posesiones de su padre (Neeson) y dónde conocerá a Sibylla (Eva Green). Esta historia épico-romántica la sustentó Ridley Scott con un muy buen equipo de actores, el mencionado Liam Neeson, Jeremy Irons, David Thewlis, Edward Norton tras la máscara de Balduino IV, Brendan Gleeson, Michael Sheen o Ghassan Massoud encarnando al temido Saladino.

Tras su paso pletórico por SINBAD: LEGEND OF THE SEVEN SEAS (2003) el Harry Gregson-Williams de KINGDOM OF HEAVEN (2005) es un compositor mucho más comedido, incluso añadiría que se ha redefinido en esta experiencia con Ridley Scott como un compositor que cuida su música al detalle, aunque sea a costa de explotar los temas retentivos de la partitura. KINGDOM OF HEAVEN es una partitura que huye de lo épico, de las melodías facilonas y grandilocuentes, a pesar que esté muy a caballo con los trabajos de su maestro y mentor. Esto no desmerece que en pistas como Wall Breached escuchemos uno de los pocos momentos de acción de la obra envueltos en sucedáneos étnicos y melodías en la línea arabizante del THE LAST SAMURAI (2003) de Hans Zimmer —pero en esa ocasión el tono étnico estuvo a cargo de sonidos orientalizantes—.

En su conjunto esta obra es un trabajo muy audible, estructurado entorno a tres grandes ejes musicales: el sinfónico, el coral —con claras referencias a la música místico-religiosa en Path to Heaven donde escuchamos un miserere y en la introducción a la partitura, Burning the Past, un kyrie— y los temas étnicos, muy estereotipados y reconocibles, caracterizados, quizás, en la obertura del tema An Understanding o en A New World dónde se entremezcla la carga arabizante con la celta.

Tres grupos musicales unidos por dos temas retentivos que escuchamos por primera vez en Crusaders, y en el segundo ya con las connotaciones arabizantes, en Ibelin y en la canción de Natacha Atlas.

Entre los temas lírico-sinfónicos destacamos Ibelin por su sencillez, y Sibylla que entre voces corales y tenues notas de cuerda sirve de presentación a la princesa. No en vano los mejores momentos de esta obra los escuchamos en la unión de la coral y la orquesta. Crusaders es ese ejemplo, donde la coral femenina impone sus tonos místicos a la melodía para cuerda.

The King es un tema introspectivo, como la mayor parte de la partitura, pero en esta ocasión más aun ya que en él se nos describe al monarca cristiano. Un hombre solitario, encerrado en su palacio que esconde su rostro carcomido por la lepra tras una máscara. Ridley Scott dispuso para el personaje que encarna Edward Norton un aura de suntuosidad que Harry Gregson-Williams narra musicalmente.

El último tema de la edición comercial se reservó a Light of Life canción interpretada por una inspirada Natacha Atlas, colaboradora de Jean Michel Jarre en su album «Metamorphoses». La cantante de origen musulmán reviste el tema de Ibelin y Light of Life de toques exóticos construidos a base de ritmos árabes, tribales, con predominio de la instrumentación de cuerda y percusión.

En definitiva tenemos ante nosotros un nuevo ejemplo de partitura engendrada en los estudios de Santa Mónica. Cuando Hans Zimmer dijo no al proyecto de Ridley Scott no dudó un segundo en ofrecérselo a Harry Gregson-Williams, uno de sus alumnos más aventajados con el permiso de Klaus Badelt. Este pelotazo a la española ha dado sus resultados, en esta partitura que casa perfectamente con las imágenes y que musicalmente suena bien.

Valoración: 4

Joan Martínez [2005-06-16]

Referencias

Kingdom of Heaven / El Reino de los Cielos (2005)
Película dirigida por Ridley Scott. Interpretada por Martin Hancock, Michael Sheen, Nathalie Cox, Eriq Ebouaney, Jouko Ahola, David Thewlis, Liam Neeson, Philip Glenister, Orlando Bloom, Bronson Webb, etc.

Publicidad

Wed, 24 Feb 2010 01:12:27 +0100